Mi experimento personal. Incomodarme para descubrirme. Descubrirme para amarme.

Hace como mes y medio, después de haber leído y releído la primera mitad de un libro que puedo decir que me marcó la vida, 

Decidí hacer(me) una promesa de decir SI a situaciones que me resultaban realmente incómodas.

Decir SI a propuestas o invitaciones que generalmente hubiera dicho que no con facilidad. Todo esto con el propósito de incomodarme a conciencia para poder crecer, transformar y descubrir e incluso reafirmar o eliminar ideas, pensamientos y aspectos nuevos y viejos que yo pudiera tener en mi.

Una especie de experimento 🧪personal que automáticamente comenzó a tener efecto.

Uno habla y el universo escucha. 

En menos de 15 días tuve mas de 7 propuestas realmente incómodas y a todas conteste que si.

Las primeras dos fueron casi enseguida y las demás han ido pasando orgánicamente. Unas eran cuestión de 1 dia, otras las sigo manteniendo y trabajando en ellas. Pero sobre todo, la mayoría de estas propuestas no involucraban a nadie mas que a mí, era algo que yo tenia que hacer sola y ya. 

La 3era fue diferente. Me resultaba mas delicado por que involucraba a un equipo de 4 personas. Y aunque ellos no lo sabían, sin querer yo los estaba arrastrando a mi proceso personal y eso aumento mi incomodidad al 1000% ya que mi nivel de compromiso se aumentó sustancialmente para no quedarles mal a los demás participantes del equipo. Era un experimento si, pero tampoco un juego. 

Y así fue como terminé en una competencia de media marathon de remo.

Sin haber entrenado de manera constante desde hace mas de 1 año.

Sin haber entrenado casi nada los últimos 6 meses, estaba consciente que tenia el tiempo en contra si quería reponer mi estado físico a un nivel “promedio” y no hacer pasar vergüenza a todo equipo por mi culpa. Si soy sincera, quise desistir de la idea y pensé en educadamente disculparme y retirarme a tiempo mas de una vez. Pero estaba consciente que eso era solo el miedo a no cumplir con expectativas mias y ese era justamente el trabajo interno que yo sabia que tenía que hacer. 

Y así con todo en mi contra, me puse voluntariamente en una posición de vulnerabilidad que me incomodaba hasta los mas profundo de mis huesos:

Aquí les cuento un poco porque:

Fact#1 

Soy malísima remando. No lo disfruto, me desespera estar sentada en el mismo lugar y ver lo lento que se mueven los números en mi pantalla porque mis piernas simplemente no dan mas. El remo simplemente NO es mi fuerte. 

Fact#2 

No me gusta competir. No soy una persona competitiva, y en tema deportes definitivamente no funciono bajo presión. La disciplina fisica me hace feliz de manera explorativa y recreativa y personal, pero cuando involucra puntuaciones, juzgados, resultados, comparaciones etc ahhhhhh simplemente se vuelve un generador de estrés. Obviamente, soy malasa en competencias. 

Fact#3 

No me gustan las multitudes. 

Es una realidad. Me cuesta un montón manejarme con mucha gente alrededor. Amo la intimidad y la privacidad. Por eso creo que soy tan poco activa de manera social. 🤷🏽‍♀️

Lo que puedo decirles después de estas multiples experiencias es que nada crece ni evoluciona ni se descubre o reafirma en la zona cómoda.

No perdemos los miedos ni nos fortalecemos si no nos estamos lanzando a esa sensación de vacío continuamente. No, no se trata de ser masoquista, solo consciente. 

De volvernos mas ambiciosos, pero no de cosas materiales, ni tampoco de títulos ni de resultados específicos, sino de experiencias. 

De sensaciones vividas y emociones sentidas. Despertar esa ambición de conocerte a fondo, de cuanto eres capaz, y de que no estas dispuesto a ceder. De cuales son tus convicciones y de que es lo que te mueve el alma mas que nada en el mundo. Ambicion de desafiarte y ponerte a prueba, no física sino mental y emocionalmente para descubrir tu verdadero potencial. Llegar a conocerte tanto que no puedas nunca negarte ese amor a ti. Porque nadie ama lo que no conoce. Y porque el amor es una decisión. No dejes de decidir siempre apostando por ti. No significa elegir lo fácil sino mas bien DECIDIRTE por eso que resulta incómodo pero sabes que te va a llevar a conocerte de verdad. Por ende a amarte de verdad también. El amor es algo del dia a dia. Y el conocernos también. Y nunca nos conoceremos de verdad si no nos atrevemos mas.